rodulfovaillant
  Inicio
 

   Rodulfo Miguel Vaillant García, nació el 8 de mayo de 1942, en el barrio de "los Hoyos" en Santiago de Cuba. Desde temprana edad se sintió atraído por la música, tal vez por encontrar un ambiente familiar favorable.

    Varios de sus tíos por línea materna formaron el Conjunto Supremo de Palma Soriano como instrumentista y cantantes a finales de la década del 40 del siglo XX. Por línea paterna ocurrió lo mismo, pues tres de sus tías, amenizaban las películas silentes en los cines de la ciudad como pianistas, y otros fueron integrantes de la orquesta de Chepin Choven.

    Paralelamente con sus estudios primarios y secundarios, comenzó sus estudios de música con el gran músico y profesor Alcides Castillo; estudió teoría y solfeo y estuvo a punto de graduarse como trompetista, o cual fue impedido por sus estudios de bachillerato y topógrafo-agrimensor.

    A la edad de trece años, obtuvo su primera inspiración a forma de composición, motivado por una canción de Arsenio Rodríguez, que se popularizó en la época.

    Su carrera autoral fue creciendo paralelamente a sus estudios, habiendo ingresado en al Universidad de Oriente, donde llegó a cursar el tercer año en Ingeniería de Minas.

   Ya en 1963 funda con un grupo de músicos y cantantes el Club del Feeling, dando a conocer sus primeros boleros, dentro de los que se encontraba el titulado "Arrodíllate".
   

    El cantante habanero Ezequiel Cárdenas, en una de sus visitas a esta ciudad de Santiago de Cuba en 1964, se sintió atraído por dicha obra, y la incluyó en su disco de larga duración (LP), convirtiéndola en una de las obras más populares en las vitrolas y los numerosos cabarets del país para el año 1965. Este bolero era tomado por los intérpretes como respuesta al de "Aquí de pie" de Olga Navarro, en las descargas de feeling que se hacían en muchos lugares del país.
   

    Esto razonablemente le abrió a Vaillant las puertas de la popularidad autoral, dando comienzo a las demandas de otros interpretes por su obra.

vaillant0008.jpg


    En 1966, el compositor Rodulfo Vaillant , produce un giro en la línea genérica que venía desarrollando como autor, a raíz de que Sergio Calzado, uno de los músicos más importantes que ha dado Santiago de Cuba, administrador, faro y guía de la orquesta “Estrellas Cubanas”, le pidió que hiciera para la orquesta una guaracha.
 

   Rodulfo era admirador, fanático de esa orquesta, por lo que le dieron por las venas del gusto como bien expresara el autor, iniciándose desde ese momento un binomio de éxito entre Vaillant y el famoso director de esa agrupación, Félix Reyna.

    "A Félix Reyna y Sergio Calzado debo mi popularidad alcanzada", así dice Rodulfo Vaillant en diferentes entrevistas que se le han realizado, y agrega: "Fue mi Reloj", una guaracha, el primer éxito a nivel nacional con esa orquesta, luego continuamos el trabajo, obteniendo disimiles éxitos, hasta llegar a tener más de veinte obras dentro del repertorio de esa afamada agrupación."

vaillant0015.jpg

  La década prodigiosa comprendida del 1965 a 1975, fue marcada en la vida del autor por diversos éxitos que se produjeron de forma sucesiva, sus canciones permanecieron diariamente en la radio, en la TV, vitrolas y en los salones de baile a lo largo y ancho de todo el país. Otras agrupaciones incluyeron sus obras dentro de su repertorio musical.

Relacionamos las orquestas que popularizaron a este autor en esa década:

''Estrellas Cubanas''
''Ritmo Oriental''
''Maravilla de Florida''
''Riverside''
''Pancho el Bravo''

    Señalamos que en 1973 la orquesta Ritmo Oriental da el salto a la popularidad con dos obras, una que lleva por título “Mi socio Manolo” de la Autoría de Juan Crespo Maza y la obra “Quien dice” más conocida por “la Gorda” del autor Rodulfo Vaillant.

    Varios han sido los éxitos con las orquesta Estrellas Cubanas, siendo las más populares “la Escoba Barrendera”, “El Lápiz no tiene punta”, “Teléfono frio”, “Si tiene vida limitada”, “Cartero” y otros.

    Lamentablemente la popularidad de este autor santiaguero sufre un breve impás reapareciendo a finales de 1984 con los “Los Van Van” de Juan Formell cuando esta afamada orquesta graba una obra que para muchos es una de las encumbradas; la misma lleva por título “Se muere la tía” conocida popularmente, simplemente como “La tía”; En 1986 la orquesta Revé, arrasa con la popularidad gracias al tema “yo no quiero que seas celosa”. Ambas obras a pesar del tiempo se mantienen con fuerza, en el gusto de los bailadores de la música popular cubana.

vaillant0011.jpg

 
  Hoy habia 1 visitantes (6 clics a subpáginas) ¡Gracias por su visita!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=